Aprueban nuevas directrices para la organización y funcionamiento de servicios de salud mental

Aprueban nuevas directrices para la organización y funcionamiento de servicios de salud mental
El Ministerio de Salud aprobó las nuevas directrices para la organización y funcionamiento de los servicios de salud mental y la grilla para su categorización, además de los requisitos de acreditación del personal directivo y las condiciones para la modalidad de teleasistencia, se informó oficialmente.

A través de la resolución 1178/2022, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, estas directrices y requisitos para los servicios de salud mental fueron incorporadas al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica.

Estas nuevas medidas tienen como objetivo “proporcionar recomendaciones que orienten la elaboración y adecuación de las normas de habilitación jurisdiccionales en establecimientos de salud mental y adicciones públicos, privados y de la seguridad social”, destacó la cartera sanitaria a través de un comunicado de prensa.

Además, “se inscribe en un contexto de transformación global y profunda del modelo de atención en salud mental, que requiere la implementación de acciones que exceden la adecuación de las instituciones neuropsiquiátricas a la Ley Nacional 26.657”.

Esta norma, sancionada a fines de 2010, prohíbe la creación de nuevos manicomios, neuropsiquiátricos o instituciones de internación monovalentes, públicos o privados y establece que los ya existentes “se deben adaptar a los objetivos y principios expuestos, hasta su sustitución definitiva por los dispositivos alternativos.

El decreto 603/13 que reglamentó la ley fijó en 2020 el plazo para la sustitución definitiva, de acuerdo al Consenso de Panamá adoptado por la Conferencia Regional de Salud Mental convocada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Para la transformación del modelo, desde la cartera sanitaria consideraron que es “necesario trabajar sobre modalidades de funcionamiento y prácticas instituidas en una lógica de sistema, reorganizando la función de cada uno de sus componentes y creando nuevos dispositivos de atención y cuidados en base a un sistema solidario, que funcione en red”.

“Es de vital importancia que este sistema considere los distintos momentos inherentes a los procesos de atención de personas por motivos de salud mental, donde los dispositivos con base en la comunidad, incluyendo los hospitales generales, ocupen la centralidad de la atención y se prioricen las trayectorias y necesidades de las personas con padecimientos en salud mental”, sostiene la resolución 1178/2022 en sus considerandos.

Las nuevas directrices fueron elaboradas con la colaboración de la Asociación Argentina de Salud Mental (AASM), la Asociación Argentina de Terapistas Ocupacionales (AATO), la Federación Argentina de Asociaciones Profesionales de Servicio Social (FAAPSS) y la Federación Argentina de Enfermería.

También brindaron su aporte el Órgano de Revisión Nacional de Salud Mental, el Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación, la Superintendencia de Servicios De Salud, y la Dirección Nacional de Protección de Grupos en Situación de Vulnerabilidad del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, según se informó.

“El objetivo es contar con recomendaciones de organización y funcionamiento de los establecimientos de salud y de adicciones que integran la red de servicios del ámbito público, privado y de la seguridad social, a fin de orientar la elaboración y adecuación de las normas de habilitación jurisdiccionales en materia de salud mental. En ese sentido, la cartera sanitaria nacional invita a las jurisdicciones a adherir a la resolución”, sostuvo la cartera conducida por Carla Vizzotti.

Sara Lescano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.